Museos de arte contemporáneo

Centre Pompidou [París]

El Centre Pompidou está dedicado a la creación actual en todas sus formas: artes plásticas, arquitectura, diseño, espectáculos, cine, etc. Edificio emblemático del siglo XX, instalado en el corazón de París y diseñado por Renzo Piano y Richard Rogers, el Centre Pompidou marca un audaz contraste en el antiguo barrio de Beaubourg. Su arquitectura única ofrece la más espectacular vista de París y sus monumentos más emblemáticos, como Notre-Dame, la torre Eiffel o el Sacré-Cœur.
          Este espacio de referencia del arte y la cultura acoge el Musée National d’Art Moderne, exposiciones temporales de prestigio internacional, una gran biblioteca de lectura pública, salas de cine y de espectáculo y un centro de investigación de música contemporánea (IRCAM).

Historia

El Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou surgió de la iniciativa del Presidente Georges Pompidou de crear en el corazón de París una institución cultural original, totalmente consagrada a la creación moderna y contemporánea, donde las artes plásticas compartirían espacio con el teatro, la música, el cine, los libros, la creación audiovisual, etc. El Centro Pompidou, ubicado en el corazón de París, en un edificio de emblemática arquitectura del siglo XX diseñado por Renzo Piano y Richard Rogers, abrió sus puertas en 1977. De 1997 a diciembre de 1999 experimentó un proceso de rehabilitación y volvió a abrir sus puertas al público el 1 de enero de 2000, ofreciendo zonas de museo más amplias y áreas de recepción mejoradas. Desde entonces se ha convertido en uno de los monumentos más visitados de Francia, con cerca de seis millones de visitantes al año. El Centro Pompidou habrá acogido así, en 30 años, a más de 190 millones de visitantes.

Misiones

El Centro Pompidou reúne en un enclave único uno de los museos más importantes del mundo, que posee la primera colección de arte moderno y contemporáneo de Europa, una gran biblioteca de lectura pública con más de 2.000 espacios de trabajo, una documentación general sobre el arte del siglo XX, salas de cine y espectáculos, un instituto de investigación musical, espacios de actividades educativas, librerías, un restaurante y una cafetería.
           El Centro Pompidu, fiel a su vocación interdisciplinaria y a su misión principal, que consiste en dar a conocer el conjunto de las producciones de la creación del siglo XX y los antecedentes de la del XXI, ofrece anualmente al público una treintena de exposiciones y numerosas manifestaciones en su edificio, como ciclos de cine de ciencia-ficción y documentales, conferencias y coloquios, conciertos, espectáculos de baile, actividades pedagógicas, etc, de relieve internacional, un gran número de las cuales recorre posteriormente Francia y el extranjero.

Edificio

Tal como se describía en el reglamento del concurso, el proyecto de arquitectura debía responder a las exigencias de pluridisciplinariedad, de libre circulación y de apertura de los espacios de exposición. El concurso lo ganaron dos jóvenes arquitectos, el italiano Renzo Piano y el británico Richard Rogers, que proponían un edificio con el espíritu de la arquitectura libertaria característica de los años 60. La estructura principal, los pasajes y la “oruga” de las escaleras mecánicas por ejemplo, se lanzan al exterior, dejando todo el espacio a zonas de museo y actividades. Los tubos y conductos técnicos, adaptados al exterior de la fachada oriental y utilizados como revestimiento de la estructura, se desmarcan en cuatro colores: el azul para el aire, el verde para los fluidos, el amarillo para los revestimientos eléctricos y el rojo para los pasajes. La transparencia de la fachada principal situada al oeste permite observar la vida del Centro desde la piazza, una amplia explanada que los arquitectos imaginaron como un espacio de continuidad entre la ciudad y la institución. El éxito inmediato que experimentó el Centro, un éxito imprevisto por su envergadura (unos siete millones de visitantes al año), conllevó el prematuro envejecimiento de las instalaciones. Por esta razón se cerró durante 27 meses, a partir de octubre de 1997. Durante este período, se renovaron 70.000 m2 y se crearon 8.000 m2 suplementarios, destinados en concreto a la presentación de las colecciones, gracias al traslado de las oficinas al exterior del Centro. En su reapertura el 1 de enero de 2000, el Centro volvió a encontrarse súbitamente con el éxito, ratificado por un público que demostraba así su afecto y su adhesión continua tanto al peculiar recinto como a su espíritu.

FuncionamientoEl Centro se erige como la institución cultural parisina que ofrece la mayor libertad de horarios de apertura a sus diferentes tipos de público. El Centro cierra únicamente los martes y el 1 de mayo. El horario de apertura del Museo y las exposiciones temporales es de 11 a 21 horas, y en horario nocturno hasta las 23 horas para determinadas exposiciones ubicadas en el nivel 6, de 12 a 22 horas (excepto los fines de semana, en que el horario es similar al del Museo) para la Biblioteca Pública de Información (BPI), que dispone de un acceso reservado en la Rue Beaubourg, y después de las 22 horas, en su caso, para todas las actividades en salas (cine, espectáculos, etc.).

The Museum of Modern Art (MOMA) [Nueva York]

Fundado en 1929 por Lillie P. Bliss, Abby Aldrich Rockefeller, Mary Quinn Sullivan, y cuatro socios fundadores más, el Museo de Arte Moderno (conocido por sus siglas en inglés MoMA) fue el primer museo dedicado a la era moderna. Comenzando con el innovador arte europeo de la década de 1880, la colección contiene valiosas obras de cada período siguiente de cultura visual hasta el presente; incluye medios modernos tan diferenciados como cine y diseño industrial, además de otros medios más tradicionales. En la actualidad con cerca de 150,000 objetos, la colección ofrece una visión general del arte moderno y contemporáneo sin comparación.
Moscow Museum of Modern Art (MMOMA) [Moscú] 

El Museo De Moscú de Arte Moderna es el primer museo estatal en Rusia que concentra sus actividades exclusivamente en el arte de los 20os y 21 siglos. Desde su inauguración, el Museo ha ampliado sus estrategias y ha alcanzado un nivel alto de reconocimiento público. Hoy el Museo es una institución enérgica que juega una parte importante sobre la escena de Moscú de arte.
El Museo fue revelado el 15 de diciembre de 1999, con el apoyo generoso del Gobierno de Ciudad de Moscú, el Departamento de Ciudad de Moscú de Cultura. Su director que funda era Zurab Tsereteli, Presidente de la Academia rusa de Artes. Su colección privada de más de 2.000 trabajos por maestros de siglo XX importantes era el corazón de la demostración permanente del Museo. Más tarde, los cuidados del Museo fueron enriquecidos bastante, y ahora esto es una de las colecciones más grandes y más impresionantes de arte moderna y contemporánea rusa, que sigue creciendo por adquisiciones y donaciones.
Hoy el Museo tiene cinco lugares en el centro histórico de Moscú. El edificio principal es situado en la Calle Petrovka, en la antigua casa de mansión de siglo XVIII de comerciante Gubin, diseñado por el arquitecto renombrado neoclásico Matvey Kazakov. Aparte de esto, el Museo tiene tres lugares de exposición espléndidos: un edificio enorme de cinco pisos en Vereda Ermolaevsky, una galería espaciosa en Bulevar Tverskoy, el edificio hermoso del Museo Estatal de Arte Moderna de la Academia rusa de Artes, y Museo de Estudio de Zurab Tsereteli.
Tate Modern [Londres]

Se encuentra alojado en la antigua central de energía de Bankside, originalmente diseñada por Sir Giles Gilbert Scott y construida en dos fases entre 1947 y 1963. La central eléctrica fue cerrada en 1981 y el edificio fue reconvertido en museo por los arquitectos suizos Herzog & de Meuron, quienes tras resultar vencedores en un concurso internacional dieron al edificio su imagen actual.
Desde su apertura el 12 de mayo de 2000 se ha convertido en la segunda mayor atracción de Londres.En 2007 fue el museo de arte moderno más visitado del mundo y el tercero en general, tras el Museo del Louvre de París y el Museo Británico también de Londres, con 5.2 millones de visitantes. La entrada es gratuita para la exhibición permanente, mientras que las exposiciones temporales son gratuitas o de pago en función de su carácter.
La construcción de Tate Modern ha supuesto un impulso al desarrollo económico y cultural del área de Southwark en la que se sitúa. Ha sido considerado un ejemplo para futuros proyectos, como una forma de desarrollar zonas degradadas de la ciudad y convertirlas en nuevos focos dinámicos de crecimiento y de desarrollo económico.

Impacto de Tate Modern

Tate Modern ha generado un importante efecto a diferentes niveles tanto en Londres como en todo el Reino Unido. Según el sitio Transforming Tate Modern, el museo de arte moderno más visitado del mundo es Tate Modern, con más de 30 millones de visitantes desde su apertura en 2000. Inicialmente el museo fue diseñado previendo una afluencia de unos 1,8 millones de visitantes al año, pero en 2006 y 2007 los visitantes superaron los cinco millones cada año. Según la misma referencia, Tate Modern es una de las tres mayores atracciones turísticas del Reino Unido; dos millones de personas han participado en alguno de sus programas educativos; genera unos beneficios anuales para la ciudad de cien millones de libras; ha generado hasta el momento más de 4.000 puestos de trabajo, principalmente en el área de Southwark; y el 60% de los visitantes tienen menos de treinta y cinco años. Todos estos datos fueron usados por los representantes de Tate Modern en la presentación de la ampliación del museo para respaldar el proyecto, que cuenta con un presupuesto de 215 millones de libras
Reina Sofía [Madrid]

Desde su inauguración, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía ha contado con publicaciones propias, con una actividad que, si bien tiene su mayor volumen en la edición de catálogos, incluye monografías, catálogos razonados, ensayos, publicaciones didácticas, facsímiles, guías de la colección o resultados de diversas actividades. Desde la página Web del Museo Reina Sofía se pretende proporcionar una información completa del catálogo de publicaciones y aprovechar las posibilidades de la red como cauce de expansión del conocimiento, en consonancia con el compromiso del museo de realizar actividades de divulgación, de formación, didácticas y de asesoramiento en relación con sus contenidos.
MisiónEl programa del Museo Reina Sofía se basa en una redefinición de la función del museo alternativa a los modelos históricos de esta institución. Concebido como un lugar generador de espacios intersticiales de sociabilidad y discusión en la esfera pública, propone modelos de resistencia en una sociedad en la que priman el consumo y la mercancía y en la que la producción se ha fragmentado ocasionando tanto un mapa geopolítico inédito como nuevas clases sociales, relaciones y subjetividades. La creación de narraciones alternativas, de nuevas formas de intermediación y la formación de un espectador activo son las líneas de fuerza del Museo.El Museo contesta la dinámica centro-periferia y la visión unívoca de la historia del arte. Ésta ha pasado de escribirse como si estuviese constituida por grandes continentes a ser una especie de archipiélago en el que emergen diversas relaciones en una cartografía cambiante. Las otras modernidades, antes subalternas, alcanzan aquí su dimensión más compleja, y artistas antes considerados derivativos o secundarios cobran voz, desafiando, gracias a nuevos vínculos de solidaridad entre el intelectual y el resto de colectivos, las reglas establecidas desde el mundo europeo occidental.
La colección del Museo se basa en la creación de narraciones entrecruzadas que toman forma en el archivo. La autonomía estética queda diluida al incluir en el mismo nivel documentos, obras, libros, revistas o fotografías, un gesto del que nacen narraciones alternativas que nos devuelven conocimiento, experiencia estética y la posibilidad de aprehender un momento histórico. Se trata de la constitución de un archivo de archivos que da al otro, voz y capacidad para archivar, repensar y narrar su propia historia. Frente a la acumulación capitalista, en este modelo, el que recibe las historias es sin duda más rico, pero el que las cede no es más pobre. La escritura de la historia parte así desde abajo y desvincula memoria y propiedad.
Desde el Museo se propone un concepto educativo que elimine jerarquías y muestre la facultad reactivadora de la cultura desde la convicción de la capacidad de cada uno de nosotros para redescubrir y redefinir el saber. La obra de arte constituye un territorio común para el artista y el espectador que facilita la relación con los demás y con un entorno que no percibimos como ajeno. Hace que nos veamos a la vez como sujetos y objetos de la percepción de los demás, creando espacios de sociabilidad nuevos y liberadores. Asimismo, el Museo se constituye como espacio de debate e investigación a través de seminarios y programas universitarios nacidos de la interrelación, no mediada ni jerarquizada, entre la educación y el resto de las actividades –exposiciones, colección, programas públicos– de este Museo. 

Sedes

Edificio Sabatini

Fundado como Hospital de San Carlos en el siglo XVIII, toma su nombre actual de Francisco Sabatini (Palermo, Italia, 1722 – Madrid, 1797), arquitecto ilustrado encargado de su construcción. La fundación del hospital fue una iniciativa de Carlos III enmarcada en un conjunto de medidas para dotar a Madrid de infraestructuras de higiene y policía urbana. Tras una primera fase dirigida por José de Hermosilla (Llerena, Badajoz, 1715 – Madrid, 1776), Sabatini, procedente de la corte borbónica del sur de Italia, lo completó aplicando un sobrio estilo neoclásico inspirado en el renacimiento tardío.
Aunque la muerte del monarca en 1788 dejó el edificio inacabado, pronto comenzó a funcionar como hospital, permaneciendo en activo hasta 1965. Tras años en estado de abandono y diversas amenazas de derribo, su declaración como Monumento Histórico-Artístico en 1977 permitió su supervivencia y uso público.
En 1980, Antonio Fernández Alba (Salamanca, 1927) emprendió una remodelación para su uso con fines expositivos. En 1986 el edificio comienza a albergar las actividades expositivas de centro de arte para, pocos años después, en 1990, convertirse en el actual museo. Para la rehabilitación se aprovechó el perfil inacabado del hospital: el espacio exterior reservado a un segundo patio se convirtió en una plaza pública que dio visibilidad al museo y lo conectó con la calle Atocha; la ausencia de portada se suplió con la colocación de las monumentales torres de vidrio y acero que albergan los ascensores exteriores para permitir una circulación más fluida. Construidas por los arquitectos racionalistas José Luis Íñiguez de Onzoño (Bilbao, 1927) y Antonio Vázquez de Castro (Madrid, 1929) en colaboración con el arquitecto británico Ian Ritchie (Sussex, Reino Unido, 1947), estas torres son una de las señas de identidad del Museo.
El interior despliega en torno a un patio con amplias galerías abovedadas sostenidas por pilastras de piedra y salas de exposición, con vanos abiertos hacia el exterior y hacia el patio, que permiten regular la iluminación natural. El edificio contiene asimismo espacios alternativos, como son los sótanos de ladrillo abovedados o la sala de protocolo, antigua lencería del hospital con el mobiliario original, a los que se ha dado un uso expositivo.

Edificio Nouvel

En 1999 se convoca un concurso internacional para la ampliación del Museo Reina Sofía, al que se presentan propuestas de arquitectos como Juan Navarro Baldeweg, Dominique Perrault, Zaha Hadid, Enric Miralles y Tadao Ando, entre otros. En 2001 se pone en marcha el proyecto ganador, firmado por el arquitecto Jean Nouvel (Fumel, Francia, 1945). Desde su origen, el edificio se plantea, en palabras de su autor, a la sombra del Reina Sofía, es decir, al servicio del Edificio Sabatini, cuyas funciones expande y completa al tiempo que mantiene el protagonismo de la sede original. En junio de 2005 queda inaugurado el complejo del Edificio Nouvel, que comprende dos amplios espacios expositivos, biblioteca y centro de documentación, librería, oficinas, café-restaurante, sala de protocolo y dos auditorios con capacidad para 200 y 400 espectadores respectivamente.
El conjunto arquitectónico se adapta a la fachada suroeste del Edificio Sabatini y al solar triangular que le precede. En él, Nouvel respeta el emplazamiento de tres edificios preexistentes para la construcción de tres nuevos módulos. Aunque exentos, quedan comunicados entre sí y con el Edificio Sabatini en diversos niveles: a través de un gran alero superior que conecta con la cornisa del hospital y refleja el flujo de la ciudad mediante las formas convexas de aluminio lacado en color rojo, mediante pasarelas elevadas entre los edificios, y a través de una plaza semipública que dialoga con el entorno urbano. Funciona así como conector de diversas zonas de la ciudad (Estación de Atocha, Ronda de Atocha, barrio de Lavapiés), y evoca el patio de Sabatini en su doble naturaleza de espacio íntimo y diáfano.
Desde su inauguración, el flujo de visitantes se vertebra de manera plural, dado que el nuevo edificio proporciona una entrada alternativa y cuenta con diversas conexiones entre las galerías de Sabatini y los nuevos espacios de Nouvel, una distribución que genera diversos itinerarios posibles e impone una neta distinción entre zonas de servicios y espacio expositivo.

Palacio de Cristal

          El Palacio de Cristal es una de las dos sedes expositivas del Museo Reina Sofía en el Parque del Retiro de Madrid. Construido por Ricardo Velázquez Bosco en 1887, responde tanto a la cultura arquitectónica de los nuevos materiales como a la historia del colonialismo del siglo XIX.
          El uso de las columnas de hierro colado y de las amplias superficies de cristal permiten una planta inusitada, monumental y diáfana a la vez. Concebido originariamente como invernadero para la Exposición de Flora de las Islas Filipinas (1887), colonia española por aquel entonces, exhibía el exotismo en un entorno de progreso tecnológico, creando una imagen de fantasía e irrealidad en el espectador.
         Tras la exposición de flora, se utilizó como sede de la Exposición Nacional de Bellas Artes, celebrada cada dos años. Desde 1990, alberga proyectos e instalaciones específicas de artistas contemporáneos, destacando los realizados por Gabriel Orozco, Siah Armajani, Cildo Meireles, Nacho Criado, Ilya Kabakov, Pierre Huyghe o Jessica Stockholder, entre otros.

Palacio de Velázquez

          El Palacio de Velázquez (1883) es, junto al Palacio de Cristal, una de las dos sedes expositivas del Museo Reina Sofía en el Parque del Retiro de Madrid. Toma su nombre del arquitecto Ricardo Velázquez Bosco, quien también colaboró en la construcción con el ceramista Daniel Zuloaga y el ingeniero Alberto del Palacio.
           El edificio, cercano al historicismo neorrenacentista, es de planta amplia, cubierta con bóvedas de estructura de hierro y con iluminación natural, gracias a la superficie acristalada. Concebido como pabellón principal de la Exposición Internacional de Minería, Artes Metalúrgicas, Cerámica, Cristalería y Aguas Minerales de 1883, sigue el modelo que Joseph Paxton estableció en el Crystal Palace de Londres en 1851.
           Desde 1987 ha acogido exposiciones monográficas de artistas como Cindy Sherman, Nan Goldin, Juan Muñoz y José Manuel Broto, junto a otros muchos. Cerrado por reformas en 2005, volvía a abrir sus puertas en 2010 con una retrospectiva dedicada a Miralda.

Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC) [León]

         La misión del museo consiste en ser una herramienta fundamental en la creación de sentido colectivo en cuanto al arte y la cultura. La misión actual del museo es vertebrar y reelaborar la idea de museo desde un punto de vista ciudadano cercano al conocimiento y al saber. Así el museo plantea su función dotando de estrategias de actuación y de herramientas criticas de análisis la relación del arte con la sociedad a todos sus niveles en el periodo en el que mueve la Colección del Museo y su programación 1989- actualidad, pero siendo conscientes que la contemporaneidad engloba parte de la historia anterior. Desde la Colección del MUSAC que alberga más de 1500 obras casi 400 artistas tanto regionales, nacionales e internacionales. La misión del museo con esta Colección, como piedra base, es conservador, difundir, estudiar e hilvanar de una manera amplia y panorámica la importancia del arte en la contemporaneidad en este intervalo de tiempo, bajo premisas conceptuales y sociales que pongan de manifiesto la importancia y la relación del arte en momentos y situaciones sociales, políticas, culturales y estéticas como un verdadero catalizador del momento en que estas obras fueron producidas a través de los diversos discursos generados en la exposiciones de la Colección tanto dentro como fuera del propio museo. 

          Por otra parte bajo el programa expositivo se intenta marcar esta relación entre la importancia de la producción más contemporánea y la revisión y contextualización de ciertas temáticas, movimientos o artistas que han dejado su impronta a lo largo de historia más reciente. En este sentido las exposiciones son el telón de fondo de toda una serie de acción que tienen en primer lugar la exhibición, difusión, promoción e investigación del arte en Castilla y León. De ahí los programas como el Archivo Documental de Artistas de Castilla y León: www.musac.es/adacyl o el legado del Archivo AU CRAG, en el que se sigue trabajando para que se una herramienta de investigación sobre la contemporaneidad en estas tierras. 

          Además bajo este aspecto hay que tener en cuenta el proyecto llevado a cabo por el MUSAC junto a los tres centros mas importantes de la Comunidad llamado P4.Plataforma de Estudio y difusión del arte en Castilla y León; o las becas de producción tanto para artista de la comunidad como del ámbito nacional e internacional. Hay que tener también en cuenta también bajo el epígrafe de “Plataforma de Pensamiento” la gran importancia de la creación de la RADAR. Revista de Arte y Pensamiento del MUSAC o la Colección AAMUSAC, Arte y Arquitectura.

          Por ultimo hay que hacer hincapié en la misión difusora a través de todos los medios y sobretodo de la nuevas tecnologías y plataformas digitales, pero sobre todo en su vertiente educativa y colectiva, puesto que a través de los innumerables jornadas, seminarios, ciclos de cine, y video, performances, talleres de artistas, visitas guiadas, grupos de discusión, etc. que dan a la educación artística y al pensamiento un interés que va mas allá del programa, importancia tanto a los procesos de trabajo en lo expositivo, en el pensamiento como en la educación desde el museo. Por ello la misión fundamental es el acercamiento de todo este conocimiento y labrar una red de relaciones artísticas la comunidad artística ya sea esta de Castilla y León; de otros ámbitos nacionales o internacionales.

          En definitiva el Museo viene a ser como una gran ciudad donde los diferentes agentes, personas que se acercan que la habiten pueden encontrar un lugar de encuentro para la estudio, investigación, discusión, análisis y disfrute del arte y la cultura contemporáneas.

Museu d’Art Contemporani de Barcelona  (MACBA) [Barcelona]

Como ente público, el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA) asume la responsabilidad de transmitir el arte contemporáneo, ofrecer una multiplicidad de visiones y generar debates críticos sobre el arte y la cultura, una misión que aspira a integrar públicos cada vez más amplios. El MACBA debe entenderse, pues, como una institución abierta en la que los ciudadanos encuentren un espacio de representación pública. Si a ello se añade la vocación educativa, su voluntad de innovación y el compromiso de preservar el patrimonio y de trabajar en red con otras instituciones, la suma de tales objetivos sitúa al MACBA a la cabeza del sistema del arte contemporáneo en Cataluña, al tiempo que consolida Barcelona como capital y referente internacional.

El MACBA se gestiona a través de un Consorcio creado en 1988 e integrado, actualmente, por la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona, el Ministerio de Cultura y la Fundación MACBA. En 1995, el MACBA inauguró su sede en el corazón del Raval, en un nuevo edificio concebido por el arquitecto norteamericano Richard Meier. Desde entonces, el Museo se ha convertido en una institución pionera en la difusión del arte y las prácticas culturales contemporáneas, cuyo impacto ha contribuido a identificar Barcelona con un escenario de innovación.
Luisa Yolanda Sánchez Castellanos

SHARE
Previous articleEL HIPERREALISMO
Next articleMovimiento Artísticos