EL HIPERREALISMO

El escultor australiano Ron Mueck presenta su exposición “Hiperrealismo de alto impacto” en el Antiguo Colegio de San Ildefonso.

El hiperrealismo surgió a finales de la década de 1960 en Estados Unidos y ha sido frecuentemente definido como realismo fotográfico, superrealismo e hiperrealismo. Algunas fuentes de consulta dicen que el “Hiperrealismo” surgió relacionado con el “Arte” de principios de la década de 1960. Esto se dice debido a que ambas tienen en común una sociedad de consumo e incorporan en la obra un cierto tono de ironía. El carácter que las define vino dado por la traducción literal y fotográfica de la realidad.

Los Temas Principales del Hiperrealismo:
 Los temas principales de los pintores hiperrealistas o fotorrealistas fueron paisajes urbanos, escaparates, automóviles, motocicletas y demás objetos de consumo. Algunos de los artistas más memorables de esta época fueron John Salt, Robert Bechtle, Ralph Goings, Malcolm Morley o Don Eddy. Sus obras estaban basadas en fotografías que después reproducían fielmente y de una manera extraordinariamente meticulosa.
Una de las cosas que uno puede fácilmente notar en el hiperrealismo es el hecho de que durante los últimos treinta años ha quedado en un segundo plano, solapado por la pintura abstracta. Su auge se ha ido poco a poco atenuando hasta ser rebajado a arte menor, en comparación con el estilo abstracto. De hecho, pocos críticos se han dignado hablar del hiperrealismo, y los que lo han hecho, han manifestado la opinión de que la tendencia es fría e impersonal, de que los artistas se limitan a reproducir con exagerada fidelidad, aunque a mano, las fotografías que han captado mediante su cámara fotográfica. A pesar de eso, numerosos críticos de arte reconocen el valor del fotorrealismo, reconociendo que los buenos pintores hiperrealistas tienen un talento que sobrepasa cualquier crítica.

Rasgos Identificativos del Hiperrealismo:
Uno de los rasgos identificativos de la pintura hiperrealista es el acabado limpio y cuidado de las obras, cuyos artistas se esfuerzan por reproducir de una forma exacta y meticulosa, tanto en lo que respecta a la forma, como a la luz y al color. Otro rasgo identificativo es el esfuerzo que hace el artista por no dejar rastro alguno del pincel, este detalle, es uno de los aspectos más frecuentemente comentados en las exposiciones de pintura hiperrealista. Una tercera característica es la representación de los motivos en el plano detalle a gran escala.
El futuro del arte Hiperrealista
La pintura realista ha sobrevivido en un entorno dominado por el arte abstracto, esto es demostrable debido a la gran cantidad de artistas contemporáneos que se dedican a este estilo. En cuanto al hiperrealismo, este se sigue consolidando, ya que la mayoría de los artistas que iniciaron este movimiento artístico han seguido trabajando, enriqueciendo y diversificando sus obras, y a éstos nos hemos agregado nuevas generaciones de artistas. Podemos decir que el hiperrealismo, no sólo no ha desaparecido, sino que ha ido mejorando y evolucionando, gracias a la valiosa aportación de nuevas generaciones de talentosos artistas.
Cada artista tiene su sello de identidad, que a veces es evidente, pero que a veces hay que rebuscar. Algunos de los detalles más minuciosos de las obras, como buscar una iluminación particular, unas gotas de agua en el pétalo de una flor, un reflejo o un rayo de luz descompuesto en sus colores cuando atraviesa un cristal etc. hacen que un observador se estremezca ante tal ilusión óptica creada.
     Todos los artistas, y en especial los hiperrealistas son sensibles a la belleza que les rodea, y les gusta plasmarla tal y como es. Es un modo de reivindicar lo natural, lo bello, de transmitir sus sentimientos y hacer que otros participen con ellos en esa experiencia. Y aunque lo cierto es que ninguna imagen  ya sea fotográfica o pictórica, supera la realidad, sí crea una ilusión.

El Hiperrealismo y las nuevas tecnologías
Allá en los años 60, cuando comenzaron a crearse las primeras obras hiperrealistas, los artistas utilizaban sus cámaras para tomar las imágenes que luego plasmaban a mano en sus lienzos. Crear bocetos a partir de esas imágenes para hacerse una idea del resultado era laborioso. Sin embargo, hoy las cosas han cambiado enormemente. Actualmente, los artistas disponen de cámaras digitales para la toma de las fotografías, así como de sofisticados programas, como PhotoShop, para realizar fotomontajes y retoques. Evidentemente, estos programas de ordenador le sirven al artista para desarrollar las ideas, depurarlas y realizar bocetos previos, no para la factura de la obra en sí misma, ya que de otro modo su trabajo entraría dentro de la categoría del fotomontaje o arte digital. La obra final se lleva a cabo pintándola a mano sobre el lienzo, tabla, o cualquier otro soporte. Así pues, la incorporación de estos nuevos recursos abre nuevos horizontes para los artistas hiperrealistas o fotorrealistas (es preciso decir que algunos críticos recalcan las diferencias entre hiperrealismo y fotorrealismo, argumentando que el primero se encuentra en un nivel superior) lo que garantizará el avance y enriquecimiento del hiperrealismo en épocas venideras.

Artistas Hiperrealistas
Ron Mueck (1958)

es un escultorhiperrealistaaustraliano que vive en Inglaterra.
Su origen profesional fue en el mundo de los efectos especiales para el cine, trabajando para Jim Henson en películas como Labyrinth (donde llegó a interpretar a uno de los personajes, Ludo) o The Dark Crystal. Sin embargo ya había dado un paso hacia el mundo del arte aprovechando su talento para desarrollar creaciones plásticas con un realismo sorprendente.
Mueck se mudó a Londres para establecer su propia compañía, creando utilería y “animatronics” para la industria de la publicidad. A pesar de ser altamente detallados sus trabajos, eran diseñados para ser fotografiados desde un ángulo muy específico, ocultando así el desorden de la obra vista desde otro ángulo. Mueck cada vez con más frecuencia deseaba producir esculturas que se vieran perfectas desde cualquier ángulo.
En 1996 Mueck cambió hacia el “arte refinado” colaborando con su suegra Paula Rego, para producir pequeñas figuras como parte de una escena que ella estaba mostrando en la Galería Hayward. Rego lo presentó con Charles Saatchi quien inmediatamente quedó sorprendido con su trabajo y comenzó a coleccionar y solicitar trabajos. Esto lo dirigió hacia la creación que le formó un nombre a Mueck, “Dead Dad” (papá muerto) que es una escalofriante e hiperrealista obra de silicona y otros materiales, del cuerpo muerto de su padre, reducido aproximadamente a dos tercios del tamaño natural. Es la única obra de Mueck que usa su propio pelo para el producto final.
Las esculturas de Mueck reproducen fielmente los detalles del cuerpo humano, pero juega con la escala para crear imágenes que nos sacuden. Su obra de cinco metros “Boy”, fue mostrada en 1999 en el “Millenium Dome” y más tarde se exhibió en la “Biennale de Venecia”.
Éste escultor formó parte de la exposición “Sensation” que causó polémica y otras reacciones extremas entre los críticos y el público. La pieza que expuso en esa ocasión era “Dead Dad”. Esa exposición incluyó también a otros “nuevos” artistas británicos como Damien Hirst y los hermanos Jake y Dinos Chapman, que llevan su quehacer a extremos definitivamente estremecedores.

Su origen profesional fue en el mundo de los efectos especiales para el cine, trabajando para Jim Henson en películas como Labyrinth (donde llegó a interpretar a uno de los personajes, Ludo) o The Dark Crystal. Sin embargo ya había dado un paso hacia el mundo del arte aprovechando su talento para desarrollar creaciones plásticas con un realismo sorprendente.

 Escultura de Ron Mueck cuyo título es Dead Dad (padre muerto) donde coge para hacerlo la fotografía de su propio padre.

 Escultura de Ron Mueck titulada Boy

 

                                             Escultura de Ron Mueck titulada en la cama

Belin:

El Graffiti es sin duda un Arte cuya mayor expresión y desarrollo se da en nuestro siglo. Es el llamado Arte Urbano que poco a poco va haciéndose un hueco en el panorama artístico como gran ejercicio creativo que es. Uno de sus más grandes exponentes tanto a nivel nacional como internacional es Belin, un artista de Linares, Jaen, cuyos sprays han traspasado los muros de las calles para introducirse en los lienzos de las galerías, sin perder por ello ni su credibilidad como graffítero, ni su calidad como pintor.Graffitis y esculturas hiperrealistas hechas por un artista andaluz llamado Belin. Realmente impresionantes, su piezas se ese mundo que muchas han exhibido por toda España y en paises como Alemania, Italia, Reino Unido, Holanda,Brasil,Israel, Mexico, Estados Unidos e incluso ha pintado para firmas como Dockers o Carhartt y para profesionales del tattoo como Kat von D de LA. INK. S.

Chuck Close:
Fotógrafo y pintor de increíbles retratos frontales gigantescos (hasta 3 metros de alto) con tal técnica que parecen fotografías.
Comenzó en 1966 y su técnica consiste en proyectar una fotografía sobre el lienzo previamente cuadriculado y trasladar metódicamente, cuadrícula a cuadrícula, la imagen a la tela. Ejemplos de estos son los cuadros en escala de blanco a negro.
En 1970 comenzó a utilizar el color en sus retratos y más adelante, en base a esa cuadrícula, pintaba formas abstractas a color en cada cuadrado. Si se observa la obra a cierta distancia, esos centenares de formas abstractas llenas de color se combinan para conformar un retrato de una minuciosidad en el detalle y de un realismo fotográfico impresionante.

Chuck Close, Frank (1969).

Angelina Jolie
 Denis Peterson:
Su impresionante obra tiene como objetivo representar la realidad y lo hace increíblemente bien. Parece una broma, pero son óleos y acrílicos.
El artista americano crea sus obras basadas en fotografías y realmente consigue no solamente plasmar en sus pinturas cada minucioso detalle del retrato, sino que logra dibujar los sentimientos encontrados en cada situación que vemos en su obra.
Sus pinturas hablan sobre la decadencia de la sociedad en que vivimos,  nos enseña todo aquello que no se ve, la parte cruel y verdadera de la vida. Lo bonito de su obra es que regala a estos personajes de la realidad un valor que ya habían perdido.

 Juan Francisco Casas

En 2004 resultó ganador del prestigioso Premio de Pintura ABC. En 2005 fue seleccionado y el único representante español en la 2ª Bienal de Praga, (Prague Biennale 2Expanded Painting / Acción Directa), organizada en dicha ciudad de la República Checa por la importante revista internacional de arte contemporáneo Flash Art Magazine y que contó entre otros con artistas internacionales de la relevancia de Damien Hirst, Maurizio Cattelan o Neo Rauch. En 2006 y 2007 participó en la exposición Catarsis – Rituales de Purificación en el Museo ARTIUM (Museo Vasco de Arte Contemporáneo), Vitoria, junto con destacados artistas como Antoni Tàpies, Antonio Saura, Miquel Barceló, Jorge Oteiza, Jaume Plensa o Antoni Muntadas. En 2007 recibió la prestigiosa Beca de la Real Academia de España en Roma donde residió un año. En esa ciudad colaboró con el artista Joseph Kosuth, así como en el montaje de su exposición de La Casa Encendida en Madrid. En 2008 expuso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid), en la Real Academia de España en Roma y en Las Vegas (EEUU) en la colectiva “The Joy of Sex”. En 2009 expuso en los Institutos Cervantes de Nueva York, Varsovia y Moscú, dentro de la exposición itinerante “10 Años de Arte en los Premios ABC”. En 2010 participó, junto con artistas de la talla de Gustave Courbet, Edward Hopper, Gerhard Richter, Édouard Manet, Erwin Wurm, Chuck Close, Rineke Dijkstra, Otto Dix, Richard Estes, Franz Gertsch, Julian Opie o Sam Taylor-Wood, en la impresionante muestra “Realismus. Das Abenteuer der Wirklichkeit” (“Realismo. La Aventura de la Realidad”) en el museo Kunsthalle der Hypo-Kulturstiftung, Munich, en el Kunsthal Rotterdam y en el Kunsthalle in Emden (Alemania), y en la colectiva “After Post (más allá de la fotografía)” con Vik Muniz, Gregory Crewdson, Helena Almeida y Luis Gordillo en Sevilla. Ese mismo año fue galardonado con la Beca del Colegio de España en París donde reside, tras haber vivido en Roma, Brighton (Reino Unido) o Berlín.

SHARE
Previous articleDrawing
Next articleMuseos de arte contemporáneo