La arquitectura como un arte

Louis Kahn,  afirma que:un pintor puede pintar las ruedas de un cañón cuadradas para expresar la inutilidad de la guerra. Un escultor también puede esculpir cuadradas las mismas ruedas. Pero un arquitecto debe usar ruedas circulares. Aunque la pintura y la escultura jueguen un papel espléndido en el campo de la arquitectura, no obedecen a la misma disciplina”.

Por lo que se entiende que la arquitectura es el arte y técnica de proyectar y diseñar edificios y otras estructuras y espacios que forman el entorno del individuo. La palabra arquitectura, proviene del griego αρχ (arch, cuyo significado es jefe, quien tiene el mando), y τεκτων (tekton, es decir, constructor o carpintero). Como tal, proporciona las herramientas para la proyección, construcción de edificios y estructuras funcionales que sirven como patrimonio de una cultura, así que, la arquitectura es cultura.

El arte,  por su parte es una actividad creativa, propia del individuo que funciona como un medio de expresión de ideas, sentimientos, creencias, expresión espiritual y emotiva que utiliza la disciplina del diseño para armonizar el entorno del ser humano en su búsqueda de soluciones a paradigmas  de expresión.

Entonces se puede argumenta que, la arquitectura es un arte, que tuvo su origen en la antigüedad. La cual era practica habitual en Oriente Próximo y en Egipto,  de decorar los templos y las tumbas con relieves y pinturas murales, especialmente en  los interiores.

De esta manera, se dio en  Grecia y en Roma la pintura mural y, en ocasiones, el mosaico formaba parte fundamental de las decoraciones de los interiores arquitectónicos, con los 4 Estilos de la pintura pompeyana, se crean por primera vez las ilusiones visuales en las que los muros parecen abrirse a profundas perspectivas donde se caracterizó el uso de la luz en el interior de los edificios.

De igual forma, la arquitectura en la escultura, se desarrolló en Roma, la cual imitaba constantemente a la griega y estas generalmente eran de 2 tipos: retratos y relieves históricos, que se destacaban por ser elaboradas con piedras, ladrillos, madera y mortero. Sin embargo, los urbanismos romanos, fueron inspirados de forma cuadricular como los planos de campamentos  militar.

Por su parte la elaboración de los Mosaicos, era con pequeñas piezas llamadas tesela, de forma cúbica, hechas de roca calcáreas o material de vidrio o cerámica, que eran utilizados por el artista para disponer sobre  la superficie  como un puzzle, distribuyendo el color y la forma. En cuanto a la pintura, esta era  empleada para decorar los edificios, que imitaban placas de mármol o representaban construcciones  arquitectónicas como: paisajes, esta pintura debía estar fresca antes de su manejo.

4 Estilos

1 – Incrustación:  Se le conoce incrustación a la imitación de la decoración de los mármoles, que se aplicaban en época helenística.  Es de un aspecto muy suntuoso y colorido. El muro en este caso suele estar dividido en 3 formas: un zócalo pintado imitando granito, una zona media imitando mármol  y un remate a modo de cornisa realizada en estuco.

2 – Arquitectónico: Es llamado así porque no solo imita revestimientos, sino que también imita la arquitectura. También se le conoce como estilo de perspectiva arquitectónica, ya que busca perspectiva y profundidad, esto hace que las estancias parezcan más grandes, esto se da en ventanas por ejemplo y parece que detrás de esta haya un paisaje dibujado que parece real. 

3-  Ornamental:  Se le conoce como mixto, porque es una mezcla de los 2 estilos anteriores, es un estilo más fantástico y menos real.
Se caracteriza por la representación de elementos más ornamentales muy ligeros apareciendo también elementos fantásticos, elementos vegetales muy estilizados, animales y pequeñas escenas mitológicas. Estaban hechos con colores muy intensos. 

4- Ilusionista  o escenográfico:  Es el estilo más confuso. En él aparecen también escenas mitológicas históricas, está muy decorado, aparecen cortinajes y telones y cobra mucho desarrollo el paisaje. Del mismo modo, hay frescos llamados por “Megalográficos”, que se dan en el s.I a.C. y parte del I d.C. Representan personajes de tamaño natural que componen escenas. Pueden aparecer arquitecturas para dar un mayor realismo.

También el propósito de la arquitectura, es honrar y homenajear la belleza a través de la utilidad, característica que la transforma en arte, motivado a la necesidad de expresar los sentimientos y emociones de quien la elabora, que perfectamente puede ser expresada en un edifico o pintura.