Elizabeth Schummer, 7 Artistas, 7 Preguntas

Elizabeth Schummer de Benatar

Venezolana

Odontólogo Cirujano Bucal UCV, NYU 

Fotógrafa Diplomado CIEF-UCAB 

Coordinadora de Proyectos de Fotografía del Espacio Anna Frank 

¿Qué te llevó a las artes visuales?

Aficionada a la fotografía desde joven, siempre me atrajo la observación de mi entorno y de lo humano, primero en el ámbito profesional y luego en el registro de la gente y lo que me rodea. La odontología requiere un sentido estético y de armonía que en cierto modo se vincula con una forma de arte visual. Ya retirada de la Odontología, la fotografía me esta dando otra oportunidad de realización personal. Poder reinventarme es un reto con grandes satisfacciones.

¿Cuáles son tus principales intereses en el ámbito artístico?

La historia del arte y los procesos creativos de los artistas son fundamentales para el desarrollo de la apreciación del arte. La sensibilidad artística se desarrolla viendo y sintiendo aquello que otros han explorado, y observando detenidamente lo que nos rodea, para encontrar una conexión que nos permita expresar lo que sentimos.

Tengo una gama de intereses que van desde el registro arquitectónico intimo, el comportamiento de la gente y sus oficios, y la observación de reflejos y sombras de la realidad. Con frecuencia me encuentro mirando a través de una ventana, real o imaginada tratando de enmarcar lo que me interesa dentro de ella. También me interesa mucho el trabajo social y la posibilidad de formación de jóvenes a través de la fotografía, la cual he podido desarrollar con un maravilloso equipo desde la Organización Espacio Anna Frank en Venezuela y con el apoyo de la Organización 100cameras.org en Estados Unidos.

¿Con cuál de tus trabajos te identificas más?

En los trabajos que he intentado desarrollar, me identifico con aquellos que exploran a la gente y su entorno desde distintas perspectivas, algunas mas objetivas y otras mas emocionales. También con las otras maneras de ver lo que nos rodea a través del reflejo, la sombra o la percepción de estas realidades de forma menos evidente y mas sugerente.

¿Consideras que el arte puede impulsar transformaciones?

El arte definitivamente es forjador de transformaciones, desde la transformación personal del espectador como ser sensible, hasta la transformación de la sociedad en colectivo, en su manera de percibir realidades que de otra manera quizás escaparían de la atención del publico, pues requerirían un grado de compromiso intencional por parte de este.

¿Qué esperas de cada proyecto que te planteas?  

Cuando me planteo un proyecto, aspiro honestidad, trato de encontrar una manera de que logre reflejar lo que siento hacia el, para que pueda transmitir alguna emoción. Es difícil lograr ese nivel de comunicación, y siento que es la aspiración sincera de todo aspirante a artista visual. Lograr que las imágenes hablen, hilar algún tipo de discurso, despertar alguna emoción en el otro. Sin duda alguna aspiro que algún proyecto culmine en exposición o publicación.

¿Cuáles son las dificultades y retos a los que te has enfrentado en tu proceso creativo?

La dificultad del proceso creativo esta en si mismo, es decir en que el proceso continúe y no se quede estancado.  Las inquietudes despiertan y comienzan las exploraciones, hay que dialogar con ellas como creador y espectador simultáneamente, es ahí donde empieza la dificultad, lograr decirnos algo a nosotros mismos, lograr ver lo que sentimos en nuestro propio trabajo, para poder entonces presentarlo y que transmita.

¿Cómo te planteas tu siguiente trabajo? ¿En qué te inspiras?

Actualmente estoy revisando algunos trabajos que estaban en reposo para terminar de darles sentido, y me estoy planteando dos proyectos nuevos, uno de registro intimo personal, y otro divulgativo del registro arquitectónico de una Institución patrimonio cultural, que espero que lleguen a destino firme.

SHARE